En el vertiginoso mundo industrial, donde la demanda y la oferta en el suministro eléctrico deben sincronizarse con precisión para garantizar los objetivos de productividad, la estabilidad y calidad de la energía son elementos esenciales.

En este contexto, los Compensadores Estáticos Síncronos o STATCOM (Static Synchronous Compensator) emergen como una herramienta invaluable para garantizar la estabilidad y calidad de la energía eléctrica. Su capacidad para controlar activamente la tensión, corregir el Factor de Potencia (FP) y mejorar la calidad de la onda los convierten en una solución para mejorar la confiabilidad y eficiencia de los sistemas eléctricos en todas las industrias.

Qué son los Compensadores Estáticos Síncronos o STATCOM

Los STATCOM son dispositivos de electrónica de potencia diseñados para compensar automáticamente las fluctuaciones de tensión y corriente en sistemas eléctricos de media y alta tensión. Funcionan como reguladores dinámicos que pueden inyectar o absorber corrientes reactivas en la red eléctrica, lo que permite controlar y mantener la tensión en niveles óptimos, garantizando así una operación estable y eficiente del sistema.

Estos equipos, conectados en paralelo a la red, pueden absorber o inyectar corriente reactiva según sea necesario para corregir el FP y minimizar las pérdidas de energía en la red mientras que corrigen los desequilibrios de potencia, manteniendo así el nivel de tensión dentro de los límites requeridos, esto es crucial para evitar caídas de tensión, sobretensiones y otros problemas asociados con la variabilidad de la tensión, lo que a su vez mejora la estabilidad y confiabilidad del sistema eléctrico.

Al controlar activamente la tensión y la corriente en la red, los STATCOM pueden reducir las distorsiones armónicas y mejorar la calidad de la energía, lo que beneficia a los equipos sensibles y reduce el riesgo de fallas y averías, aspecto de suma importancia en sistemas con cargas no lineales, como motores, transformadores, y equipos electrónicos, donde la potencia reactiva puede causar distorsiones en la tensión y pérdidas de eficiencia.

Estas soluciones se utilizan en una amplia gama de aplicaciones, incluyendo: redes de distribución de energía, parques eólicos y solares, plantas industriales y comerciales, así como en sistemas de transmisión en alta tensión ya que su capacidad de respuesta rápida y su capacidad para ajustarse dinámicamente a las fluctuaciones de la red los hacen ideales para mejorar la estabilidad y confiabilidad del sistema en tiempo real.

Si desea conocer más acerca de las distintas opciones y características de los equipos dedicados a la compensación reactiva, lo invitamos a ver el video del webinar: “Equipos de Compensación Reactiva en Sistemas de Media Tensión” a través de la siguiente liga: https://youtu.be/TM5ZoDP2Mlc?si=rOoysK9F-WFBatsd